Las distracciones más comunes al conducir

Conducir exige toda nuestra atención para poder evitar que sucedan accidentes. Sin embargo, las distracciones se han convertido en algo común para los conductores, poniendo en riesgo vidas. Estas son las cinco distracciones más comunes que llegan a causar colisiones:

 

1. Uso de celulares:

Los teléfonos móviles son en definitiva la forma más común de distracción mientras conduces. Actividades como enviar mensajes de texto, hacer llamadas o consultar las redes sociales desvían su atención de la conducción. En estos casos para mantenerte seguro puedes optar por mantener tu teléfono fuera de tu alcance o usar opciones de manos libres.

 

2. Tener conversaciones con los pasajeros:

Las conversaciones con los pasajeros pueden ser interesantes, pero también pueden desviar tu atención de la carretera sobre todo al intentar hacer contacto visual para mantener la conversación. Te recomendamos que si vas a tener una conversación, la mantengas ligera y evites conversaciones intensas que requieran concentración y pensamiento profundo.

 

3. Comer o beber:

Comer o tomar una bebida mientras estás conduciendo puede parecer inofensivo, pero te quita las manos del volante y por lo tanto, la atención que le deberías estar prestando a conducir. Si necesitas comer o beber, es mejor detenerte en un lugar seguro.

 

4. Controlar los ajustes del auto:

Tratar de controlar los ajustes del auto como la radio, el GPS o el clima puede desviar tu atención del camino. Mejor, trata de configurar estas funciones antes de conducir o usar los controles activados por voz cuando estén disponibles.

 

5.Estrés, pensamientos o emociones:

Permitir que tu mente divague, especialmente en rutas familiares, puede provocar que tengas lapsos de pérdida de atención y tiempo de reacción. 

Evitar estas distracciones comunes te ayudará a mantenerte concentrado en la carretera y garantizar tu seguridad y la de los demás usuarios.

Recuerda, cuando estés detrás del volante, tu principal responsabilidad es conducir con seguridad. Al ser consciente de estas distracciones y evitarlas activamente, estás reduciendo el riesgo de accidentes y haciendo de la carretera un lugar más seguro para todos.