¿Cómo comprobar que tu trabajo contribuyó a tu lesión?

Las lesiones en el lugar de trabajo pueden tener graves consecuencias, afectando tu bienestar físico y mental y, al mismo tiempo, poniendo en peligro tu mismo empleo y tu estabilidad financiera. Si tuviste un accidente en el trabajo, es crucial reunir evidencia para respaldar tu reclamo y obtener lo que en realidad mereces. Para comprobar que tu empleo o las actividades que realizabas en este, fueron las causantes de tu accidente, te compartimos algunos tips para construir un caso sólido y exitoso con la ayuda de tu abogado de lesiones personales.

  • Documenta tus condiciones de trabajo con fotografías o videos, para capturar cualquier peligro o violación de seguridad que pueda haberte causado el accidente. Toma nota del equipo defectuoso, la capacitación inadecuada o cualquier otro factor que pueda haber contribuido a tus lesiones.
  • Reporta cualquier incidente a tu supervisor sobre cualquier accidente o lesión tan pronto como ocurra y documenta el incidente por escrito.
  • Busca atención médica inmediatamente después de la lesión y solicita a quien te haya atendido copias de todos los registros médicos, incluidos los resultados de las pruebas, las radiografías y los planes de tratamiento.
  • Reúne las declaraciones de los testigos. Estas declaraciones pueden respaldar tu reclamo al corroborar tu relato de los eventos y el ambiente de trabajo inseguro.
  • Conserva toda la documentación relevante como: registros de cualquier comunicación relacionada con su lesión, correos electrónicos, memorandos o informes de seguridad.
  • Sigue los procedimientos legales adecuados y presenta tu reclamo de compensación, siguiendo todos los procedimientos necesarios.

Demostrar que tu trabajo contribuyó a tus lesiones requiere documentación, evidencia médica, declaraciones de testigos y experiencia legal para lograr fortalecer tu caso y aumentar la probabilidad de recibir la compensación y el apoyo que mereces. Recuerde, cada situación es única, por lo que contactar a nuestros abogados podría ayudarte a comprender mejor tu situación. Llámanos (877) 891-1766